Blanco con madera

Vinos blancos que después de su elaboración han pasado diferentes tiempos en barricas de madera, más estructurados y serios.

Vino elaborado mediante el contacto con la madera, durante el proceso de fermentación, o mediante el envejecimiento en diferentes formatos de barrica, o cubas de madera. El envejecimiento no está regulado de forma rígida, lo que deja un gran margen a la creatividad y la innovación de enólogos y productores. Así, el envejecimiento puede ser total, o afectar sólo a una parte del vino que se puede combinar con otras partes que son elaboradas en acero inoxidable, ánfora o tinaja. El tiempo de envejecimiento también es variable, pero la mayoría no supera los 10 meses.
El contacto con la madera aporta complejidad y estructura al vino, lo que se nota en el momento de la degustación. Además de los descriptores primarios de fruta fresca y verde, aparecen descriptores secundarios con notas untuosas y mantecosas de frutos secos, flores blancas, miel o frutas amarillas y blancas confitadas. Los blancos con madera revelan una buena capacidad de envejecimiento, son los llamados «blancos de invierno» ideales para platos más elaborados de pescado, marisco, pulpo o carnes blancas.

Los Vinos Blancos con madera en la Bodega de Sabur.

Mostrando 1–9 de 10 resultados